Cómo Jugar Solitario

Votos: 3 | Promedio: 4.7
naipes solitario juego con cartas

El Solitario es un antiguo juego de naipes en el que, evidentemente, no necesitarás de un oponente para jugarlo. Es un juego de estrategia, aunque con un toque de azar. El juego explotó y se volvió tremendamente popular cuando Microsoft, lo incorporó a su SO Windows en la década de los 90.

Aprender a jugar Solitario es fácil, tendrás que aprender unas pocas reglas muy concisas y con un poco de práctica tendrás una opción para matar el tiempo siempre que quieras. No tengo que decirte si quiera que puedes jugarlo desde prácticamente cualquier dispositivo, ¿verdad?

Origen e Historia.

Realmente no se tiene claro la fecha ni quién fue el creador del juego, aunque se tiene la sospecha de que se surgió, junto con la creación de los naipes a finales del siglo XIV.

La teoría más popular es que lo invento un aristócrata francés que estuvo encerrado en la Bastilla (una prisión francesa) y esta sospecha se refuerza por 2 cosas: 

Las instrucciones escritas más antiguas que se han encontrado del juego y las palabras que se utilizan para jugarlo son de origen francés.

Otros nombres para referirse al solitario son: Paciencia, Kabal, Cabala o Éxito.

Estilos de juego:

Existen diferentes versiones o maneras de jugar al Solitario y estás son las más populares:

  • Clásico.
  • Pirámide.
  • Spider.
  • Montecarlo.

Reglas generales:

  • Necesitas una baraja de naipes (52 cartas).
  • La baraja se compone de 4 tipos de cartas llamadas palos.
  • Los corazones y rombos son palos rojos y los tréboles y espadas son palos negros.
  • Cada palo consta de 13 cartas.
  • Las cartas se ordenan de forma ascendente (comenzando por el As y terminando por el Rey)
  • El objetivo consiste en acomodar las cartas en sus 4 palos por orden de numeración, alternando por color en cada carta.

Orden de las cartas.

Deberás ordenar las cartas comenzando con un As y terminando con el Rey

A ,2345678910JQK

Los palos.

La baraja se divide en 4 palos de 13 cartas cada uno: 2 palos de color rojo (corazones y rombos) y 2 palos negros (espadas y tréboles)

 → Espadas (picas).

 → Corazones (copas).

 → Rombos (diamantes, oros o cocos).

 → Tréboles (flores o bastos).

Inicio del juego.

Para comenzar necesitas barajar los naipes y acomodar las cartas iniciales del tablero.

  • Tienes 4 columnas en la parte superior (1 para cada palo).
  • Y en la parte inferior tienes 7 columnas donde podrás ir acomodando las cartas durante el juego.
  • El resto de cartas van en la esquina superior.

Acomodo de las cartas iniciales.

Las primeras cartas del tablero se acomodarán (al azar) en 7 columnas de la siguiente manera:

  • Coloca 1 carta boca arriba.
  • Coloca 1 carta boca abajo y después 1 boca arriba.
  • Coloca 2 cartas boca abajo y 1 boca arriba.

…Seguimos hasta tener esto:

acomodo cartas solitario
Acomodo del Solitario.

Los 4 espacios libres en la parte de arriba son para los palos ordenados y el resto de cartas se colocan boca abajo en la esquina. superior derecha.

Desarrollo del juego.

Utilizando todas las cartas que estén boca arriba que hay en el tablero para comenzar a acomodarlas en el orden que comentamos antes, alternando por color, es decir, que si tienes un K negro seguiría la Q roja.

Cada que tomes una carta de alguna columna, debes voltear la siguiente, de modo que las columnas siempre tengan la última carta boca arriba.

También recuerda colocar tus Ases en las columnas superiores, pues son las cartas con las que inician los 4 palos.

Nuevas cartas.

Cuando ya no puedas acomodar más, toma 3 cartas del mazo. Utiliza las cartas nuevas y las que no te sirvan, colócalas en una pila de descarte, reciclaje o reserva, como quieras llamarle, pero recuerda ponerlas en el orden que salieron, sin revolverlas.

Moviendo cartas de una columna a otra.

Puedes llevar tus cartas de una columna a otra si corresponde con el orden. Después debes voltear la carta de arriba de la columna que estás liberando.

Columnas vacías.

Cuando liberes una columna y ya no tenga más cartas debajo, puedes colocar un Rey para comenzar ahí un nuevo palo.

Pila de reciclaje.

Cuando termines con tu mazo de cartas boca abajo utiliza la pila donde están las cartas que descartaste anteriormente.

Final del juego.

El juego termina cuando ordenes los 4 palos en su totalidad, no deben sobrar ni faltar cartas. Si te quedas sin movimiento evidentemente pierdes, pero conforme más practiques más fácil te será ganar.

Si te interesa conseguir tu baraja para jugar Solitario lo puedes hacer desde Amazon siguiendo los siguientes enlaces.

Y bien, ahora que ya sabes cómo jugar solitario, sólo te falta averiguar porqué también se le conoce cómo el juego de la ‘paciencia’. Comenta abajo qué te ha parecido el post y si te ha gustado, compártelo con tus amigos más solitarios.

Deja un comentario